Kari Hernández, Kinshasa. Noviembre 2013

 

Hoy harán dos semanas que llegamos, y parece toda una Vida...

Estoy contenta y feliz, y muy cansada la verdad.

Y más enfadada con lo que está pasando al Este del país. Me entran ganas de liarla.

Entonces pienso en por qué estoy aquí y en mis niños, y me bajo (del mosqueo)

No voy a parar ninguna guerra, pero sí a soldar consecuencias.

No vine a pelear, sino a dar Amor, y en todo caso, a educar en él.

Me quedo en Kimbondo, haciendo mi labor.

 

En estos días han llegado dos niños nuevos: Maya y Hugo.

Y lo mejor que me ha pasado, ocurrió ayer: Jeremí, que estaba sumido en un fuerte aislamiento y estado de shock, salió de él, interactuó y hasta pudimos escuchar su dulce voz. Menudo regalo!!

Apenas pude dormir de la emoción. Vaya subidón!!!!!!!

sin duda, el Amor es la mejor medicina, lo cura todo.

 

Os cuento un poco más: en Kimbondo, entre bebés, infantiles, adolescentes, y no tan adolescentes, y si no me equivoco, número arriba, número abajo, hay 694 personas y almas.

Pachus y yo estamos en el edificio de los neo, los más peques, incluidos bebés. En este edificio son un total de 104.

A mi, personalmente me encantaría intervenir con los adolescentes y hacer un trabajo con ellos/as de sensibilización y concienciación, cosa que me impide el no hablar el idioma (y me llena de impotencia muchas veces..., más espero llegar algún día).

Aún así, llego a estos, o más bien ellos vienen a buscarme a mí. Y me pongo gorda gorda, la verdad.

 

Son tantas cosas, las que me gustaría expresar!!!!!!, que estoy empezando a sudar... (supongo que el café solo también ayuda)

Una mirada. 

Y antes de seguir, tengo que nombrar lo que más me gusta, y tiene toda mi admiración, el corazón de Kimbondo, mi héroe, el padre Hugo Ríos, una persona muy fuera de lo común, un sabio, que da cada segundo de su vida por los demás. Lo más cercano a un dios, aquí en la tierra.

Y yo no soy una persona religiosa...

Chapó!!

 

Más cosas??, os lanzo una lluvia de ideas y sensaciones o pensamientos:

 

En África también es el año 2013 (por ejemplo por la wifi), pero me duele mucho que por otro lado aún mueran personas de hambre, es indignante.

Congo un país donde los contrastes son sumamente exagerados. Tanta belleza y tanto horror juntos, casi de la mano...

Muy contradictorio y paradójico.

 

En Kimbondo la sonrisa de los niños es la mejor recompensa y un reclamo a la vida.

 

Por cierto, las instalaciones una maravilla, a veces no hay agua otras no hay luz..., pero yo que pensaba que no iba a haber ni grifos!!!!!, esto es un lujazo.

En donde hay mucho, mucho, pero que mucho por hacer.

 

Os dejo, que me puedo poner muy pesada, y además me voy con los peques!!!!!

 

Una mirada, k.

 

Dónde estamos:

Calle Amistad, nº1. 28100 Alcobendas.

Madrid. España

Copy Left

Proyecto CERO ONG Internacional