"Mamá Boboto"

 

     Kari Hernández, Kinshasa. Noviembre 2013

A falta de un mes para volver a España, se me hace muy difícil escribir pero intentaré contaros cómo van las cosas por aquí.

Esta semana tuvimos dos muertes cercanas (aquí la muerte está a la orden del día): el lunes Obladí de 16 años por el puñetero sida y el martes Jeny con 10 añitos, no se sabe muy bien por qué. La muerte es binomio de vida, lo entiendo; pero la muerte infantil, no la concibo... Como novedad, os puedo contar que he empezado a trabajar con los niños adolescentes, ahora soy “Mamá Boboto”, y estoy encantada, aunque sea difícil. Después de una semana intentando hacer mi presentación en la casa Boboto (aquí los planes son imprevisibles), lo conseguimos! Y ante 37 adolescentes rebosantes de testosterona!

El idioma es un impedimento para poder charlar y profundizar con ellos, pero consigo hacerme entender en lo esencial e importante. En la presentación me fue traduciendo Silvio, al que he bautizado como “El Padrino” napolitano.

He de decir que el primer día me asusté un poco. Algunos son durillos de pelar, y se hacen los vacilones... bastante normal a su edad, por otra parte. Los primeros 20 minutos me intentaron intimidar, pero después de hacer algunos pulsos con ellos, me aceptaron en el grupo, como a uno más. Y ahora he de decir que están encantados, “Mamá Ngai” dicen.

 

 

 

 

 

A ellos también les gusta y están necesitados de que alguien los mime y preste atención.Siempre ven a los/as mundeles dedicandose a los peques de la neo, o a los discapacitados de Casa Patrick. Ahora tienen a la rebelde de la Ka, con sus tatus y sus piercings (que aquí están muy mal vistos, por superstición, y falta de educación sobretodo)Están contentos, sí. Y yo aún más, y agradecida. Ellos también quieren besos, pan, y galletas...Y en el fondo, son todos buenísimos. Los jóvenes debieran ser dignos de admiración.

Que ahora tenga 37 almitas más a las que cuidar, no quiere decir que deje de cambiar pañales, dar biberones y atender a los peques. Ahora alterno la neo con Boboto. A eso de las 17h, que es cuando tienen su tiempo libre, nos juntamos en la neo y no doy a bastos para responder a todos los “Kari, Kari!!!” y algún que otro “mundele!”. Jejeh!!!!

Esto sí que es familia numerosa!!!!!!!

 

Por último nombrar a los “Shengues” los niños de la calle que viven en Kinshasa, más de 25.000.

Ahora el gobierno ha sacado una orden nueva que ordena fusilar en el momento a todo el que pillen, sin juicio si quiera (antes lo hacían de estraperlo, ahora con todas la de la ley). Ayer fusilaron a uno que vivió en la pediatría.

Estos niños roban y hacen vejaciones para poder comer y subsistir.

Matarlos a sangre fría es la manera??!! Menudo ejemplo.

 

No voy a hacer ningún comentario más al respecto...

 

Hasta la próxima!!!!. Sean felices, agradecidos, y conscientes. Por favor.

Dónde estamos:

Calle Amistad, nº1. 28100 Alcobendas.

Madrid. España

Copy Left

Proyecto CERO ONG Internacional